Skip to content
News Around the World

Congo-Kinshasa (MNN).- Mientras un cese al fuego tentativo se detiene, trabajadores de ayuda emergente alcanzan a miles de desplazados por los enfrentamientos intensos entre rebeldes y fuerzas gubernamentales en la República Democrática del Congo. Sam Vinton, de Grace Ministries Internacional (Ministerio de la Gracia), dice: “Al momento, parece ser que todo se ha detenido. Ellos estuvieron a 20 kilómtetros de Goma. Hay conversaciones en curso, en las cuales estoy seguro que nuestro paí­s y otros están tratando de hablar con estas personas, en cuanto a lo que está sucediendo. Hay una paralización aún y no he oí­do nada nuevo, excepto que la gente está nerviosa en la ciudad de Goma”. Vinton dice que ellos recuerdan la última vez que los rebeldes aparecieron, de modo que están listos para responder con la esperanza de Cristo. “Muchos, muchos huyeron a Bukavu. Nosotros abrimos todas nuestras iglesias y la gente durmió en ellas, y les brindamos alimentos en aquella ocasión. Hasta el momento, la situación no ha alcanzado esa proporción. Realmente no ha afectado a nuestro ministerio, sólo se ve que la gente está tensa y asustada, pero el domingo pasado, todo siguió su curso normal, la iglesias estaban funcionando”.

Comments are closed.

congochurch

Dos iglesias fueron incendiadas en India