Skip to content
News Around the World

Cómo hacer la diferencia, una conversación a la vez

EE.UU. (MNN).- Pasar a la acción es relativamente fácil, pero cuando se trata de compartir la fe en una conversación, ¿alguna vez se le ha trabado la lengua?  Reagan Hoezee afirma que puede ser intimidante: “Me sentí muy nervioso al hacerlo.  Nunca había compartido el evangelio con nadie, supongo”.

Hoezee es parte de un equipo de misiones a corto plazo que comparte de Cristo en la ciudad de Filadelfia.  Mientras buscan a las personas en su punto de necesidad, los miembros del equipo tienen la oportunidad de hablar sobre los problemas más profundos de la vida.  Ahí es cuando las conversaciones con personas como “Raúl” se vuelven espirituales.  Hoezee comparte: “Él vende drogas en la calle para sobrevivir, y es su único ingreso.  Acabamos de hablar con él sobre cómo, a través de Jesús, puede encontrar completa libertad de esa adicción, que ninguna adicción o problema está fuera del control de Dios”.

Ore para que Raúl reciba a Cristo, no solo como Salvador, sino como Señor.  Hoezee declara: “No pudimos ver ninguna clase de compromiso ni cambio de vida frente a nuestros ojos, pero me parece que sembramos algunas semillas”.

 

Comments are closed.

ReaganHoezee

Dos iglesias fueron incendiadas en India