Skip to content
News Around the World

Contar la historia ayuda para que otros hagan lo mismo

EE.UU. (MNN).- Existe la iglesia local y la iglesia que viaja, la cual se conoce también con el nombre de misioneros. Como cristianos, deberí­amos estar involucrados en alguna de las dos. Debra Buenting, misionera con The Mission Society (La Sociedad Misionera) actualmente se encuentra trabajando con Juventud con una Misión, o JUCUM. Ella está usando ss destrezas en los medios de comunicación para contar las historias de la obra de Dios alrededor del mundo: “La gente no sabe cómo orar, dónde donar su dinero, ellos no saben cómo involucrarse, dónde invertir su tiempo si quieren ir en un viaje misionero a corto plazo. Así­ que es realmente importante que señalemos esas necesidades y podamos compartir con el mundo que existen”. Buenting lo hace principalmente a través de ví­deos y asegura que la información provista sólo es una herramienta que Dios usa para que sean el consabido ‘llamado para sus vidas': “No es cuestión de si somos llamados, es cuestión de a dónde hemos sido llamados. Es cuestión de ser obedientes y ser fieles para testificar y ser misioneros dondequiera que estemos”. Usted puede encontrar los ví­deos de Buenting y otras historias sobre el trabajo de JUCUM alrededor del mundo al visitar el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

MIS02-10-11

Dos iglesias fueron incendiadas en India