Skip to content
News Around the World

Creyentes filipinos levantan fondos para centro ministerial

Filipinas (MNN).- Han pasado casi cinco años desde que el misionero Martin Burnham, de New Tribes Mission (Misión Nuevas Tribus), fue asesinado en medio de un tiroteo cuando intentaban rescatarlo. Él y su esposa Gracia fueron rehenes del grupo terrorista Abu Sayyaf por más de un año. Después que Gracia dejó Filipinas han sucedido muchas cosas. “Luego de esta terrible experiencia, más de 50 misioneros han sido asignados a Filipinas a través de nuestra organización. Para alojar al número cada vez mayor de misioneros, New Tribes Mission ha construido un edificio de cinco pisos, el Centro Misionero Martin Burnham, en Manila”. Burnham describe la función del centro. “Capacitarán a nuevos misioneros. Este lugar recibirá a los misioneros temporales. Será un centro para que quienes se sientan enfermos o experimenten dificultades puedan venir y descansar”. Además será el punto de enví­o de misioneros para que alcancen a quienes no han sido alcanzados. Se necesitan 70 mil dólares para concluir este proyecto.

Comments are closed.

Dos iglesias fueron incendiadas en India