Skip to content
News Around the World

Creyentes responden con rapidez a las necesidades en el Golfo

EE.UU. (MNN).- Funcionarios de gobierno en Texas dice que algunas casas y negocios podrí­an estar sin energí­a eléctrica por más de un mes después del huracán Ike. Muchas comunidades están bajo toque de queda para ayudar a reducir el saqueo. Charles Debter, de Global Aid Network (Red de Ayuda Global), dice: “Port Arthur, Texas, es una de esas ciudades que fue devastada por el ‘lado sucio’ del huracán: ese golpe orientas de los vientos y su fuerza. Estamos trabajando con socios allá para establecer un punto de distribución de asistencia en ayuda emergente”. Debter dice que ellos trabajan con Convoy of Hope (Caravana de Esperanza) para establecer puntos de distribución. Pero su labor con la iglesia local es donde se hace posible compartir la esperanza de Cristo. “A través de esas iglesias, los voluntarios pueden ayudar y poner a disposición cosas como comida, agua, hielo; artí­culos muy necesitados. y luego, ellos pueden ser personas que escuchen y aquellos que pueden brindar palabras de ánimo y esperanza”.

Comments are closed.

covertxREUTERSJessica Rinaldi

Dos iglesias fueron incendiadas en India