Skip to content
News Around the World

CRWRC se prepara para lo peor en Filipinas

Filipinas (MNN).- Mientras el tifón Lupit eventualmente deja Filipinas, algo es seguro: seguirán más daños y más enfermedades. Eso es preocupante porque Filipinas ha sido devastada por dos tormentas previas, Ketsana y Parma. Grace Weibe del Christian Reformed World Relief Committee (Comité de Ayuda Mundial de la Iglesia Cristiana Reformada, CRWRC por sus siglas en inglés) señala que las enfermedades causadas por el agua están golpeando fuerte a la región, una de ellas no es tan común: “Se llama leptospirosis y su gobierno está preocupado de que haya una epidemia. El 8% de las personas afectadas con esta enfermedad mueren. Es una enfermedad que destruye los riñones y el hí­gado, y surge por la orina animal bajo el agua”. Un informe del gobierno sugiere que 148 personas han muerto. Más de 19,000 están infectadas. Mientras estos desastres han devastado comunidades, la iglesia está preparada, según Wiebe: “El CRWRC ha capacitado a muchas iglesias reformadas en Filipinas para ayudar en desastres. Así­ que se movilizan muy rápidamente y ya están saliendo”. Si bien es cierto que ayudan fí­sicamente, también pueden ayudar espiritualmente.

Comments are closed.

Dos iglesias fueron incendiadas en India