Skip to content
News Around the World

Cuando los desastres golpean duro, los cristianos trabajan aún más duro

Filipinas (MNN).- Se supone que los cristianos deben cuidar de los pobres y necesitados. Entonces, ¿qué pasa cuando las cosas llegan a nivel personal? Según Tim Glenn de Compassion Internacional, el tifón Haiyan los golpeó de cerca debido a los 339 proyectos que tienen con las iglesias en Filipinas: “Creemos que probablemente l 99 o el 100% de esos proyectos han sido afectados o impactados de alguna manera, lo que podrí­a significar que hasta unos 19,000 niños, que fácilmente es un tercio de nuestros niños en el paí­s de Filipinas, han sido impactados de alguna manera por la tormenta”. Mientras Compassion evalúa el impacto, el ministerio ve una oportunidad para compartir el evangelio. Glenn explica: “Invitamos a la gente a venir a la iglesia, a aprender cómo hemos sido llamados como cristianos a cuidar de los pobres y hacer exactamente esto: ministrar, servir y discipular”. Además de orar, considere ayudar a Compassion para reponer su fondo de ayuda humanitaria para desastres. Si desea conocer más detalles, visite el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

CMPHaiyan180

Dos iglesias fueron incendiadas en India