Skip to content
News Around the World

Despacio pero seguro se gana la carrera

Tailandia (MNN).- “Ore para que Dios siga abriendo los corazones, especialmente en los estudiantes de secundaria y bachillerato”.  Eso es algo que uno esperaría escuchar de los obreros que trabajan con jóvenes en la iglesia de su barrio.  Sin embargo, esas palabras provienen de una pareja que trabaja en la zona rural al noreste de Tailandia.  Chris y Dora Barbee, quienes sirven con The Mission Society (La Sociedad Misionera) enseñan inglés a los jóvenes pero, en realidad, están desarrollando relaciones, y eso ha abierto una nueva puerta para evangelizarlos.

Dora explica: “Acabamos de fijar una reunión para los miércoles en la noche en la que comemos juntos, jugamos y estudiamos las Escrituras.  Comenzamos muy lentamente, quizá con uno o dos versículos cada vez”.  Ahora el estudio bíblico llena su casa cada semana.  Chris afirma que, considerando que el encuentro de esta comunidad con Dios es algo nuevo, hay muchas preguntas: “La pregunta de quién es Jesús quizá no es la primera que les viene a la mente y al corazón, sino que ellos preguntan: ‘¿Cómo puede Jesús cambiarme?’  Esa es la pregunta que hacen”.

Los Barbee están animando a los jóvenes para indaguen más profundamente en las Escrituras.  Como resultado, según Dora: “Están aprendiendo sobre la Biblia y están aprendiendo acerca de lo que Jesús dice acerca de las cosas que se aplican directamente a sus vidas”.  Como ocurre con cualquier crecimiento, hay desafíos.  Si desea conocer más detalles, visite el sitio Web de este ministerio.

 

Comments are closed.

misthailand

Dos iglesias fueron incendiadas en India