Skip to content
News Around the World

Disturbios causados por grupo rebelde no interrumpen ministerio

Congo-Kishasa (MNN).- El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas expandió un embargo de armas y sanciones en la República Democrática del Congo. Sam Vinton de Grace Ministries International (Ministerios Gracia Internacional, GMI por sus siglas en inglés) afirma que el incremento de sanciones no deberí­a interferir con su trabajo; sin embargo, los disturbios sí­ tienen impacto: “Cada vez que tenemos esos problemas, afecta a toda la parte oriental del Congo debido a la inseguridad y lo que esto conlleva”. Vinton dice que este es un paso en la dirección correcta: “Este serí­a un gran avance si se puede llevar a cabo y de alguna manera prevenir que entran armas y municiones al paí­s”. Hay muchas cosas en juego porque el Congo es el campo misionero más antiguo y más grande de GMI. Hay más de 500 iglesias, docenas de escuelas, 16 institutos bí­blicos y un gran complejo médico. Parecerí­a que la actividad de la rebelión se concentra en la parte oriental del paí­s. Vinton concluye: “Actualmente, no puedo decir que esto nos ha afectado tanto como en esa región del paí­s”. Sin embargo, Vinton pide continua oración para que Dios proteja sus equipos.

Comments are closed.

gmicongo1

Dos iglesias fueron incendiadas en India