Skip to content
News Around the World

Durante la reconstrucción, todaví­a quedan cicatrices en la zona del terremoto en China.

China (MNN).- Ha pasado un año desde el terremoto que tuvo lugar en Sichua, China, el cual mató un estimado de 90,000 personas. Los residentes todaví­a tratan de reconstruir y recuperar la esperanza. El ministerio WorldServe Ministries (Servicio Mundial) ha tenido un obrero en la región desde el comienzo. Brian Rushton explica su propósito: “Estamos poniendo gente ahí­ que realmente pueda proveer esperanza. Así­ que mientras estos plantadores de iglesias y estudiantes de seminario entran en esta región, se sientan con la gente, y a pesar de que no son consejeros profesionales, todaví­a pueden escuchar las historias de la gente, todaví­a pueden proveer esperanza, y lo más importante, pueden alentarlos y ser amigos”. Adicionalmente a estas relaciones, desean construir un centro comunitario para enseñar programas de inglés como segundo idioma y otras capacitaciones, al mismo tiempo que provea un lugar para que la comunidad pueda reunirse. Rushton agrega: “Todo esto, lo que estamos haciendo con el Centro de Esperanza, realmente trata de ministrar a la gente de tal manera que puedan recuperar su esperanza”. Esta esperanza es el mensaje de Cristo. Si desea hacer una donación, visite el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

world servechina

Dos iglesias fueron incendiadas en India