Skip to content
News Around the World

El analfabetismo no detiene la Palabra de Dios

Internacional (MNN).- Un hombre que se decía cristiano tenía su devoción en el alcohol, no en Cristo.  Entonces, un obrero de Gospel for Asia (Evangelio para el Asia) le dio una copa del Nuevo Testamento.  A pesar de que era analfabeto, le pidió a su hijo que le leyera en voz alta la Palabra de Dios.  Al escuchar a diario las Escrituras, empezó su transformación.  Este hombre se apartó del alcohol y empezó a tener sed de Dios.  Ahora asiste a la iglesia y es una nueva criatura en Cristo.  Ore para que haya más vidas transformadas mientras los obreros de Gospel for Asia comparten el evangelio.

 

 

Comments are closed.

GFAmar25

Dos iglesias fueron incendiadas en India