Skip to content
News Around the World

El discipulado es el desafí­o después de que miles de niños se entregaron a Cristo en Congo

Congo-Kinshasa (MNN).- Han pasado dos años desde que Grace Ministries International (Ministerios Gracia Internacional, GMI por sus siglas en inglés) puso un gran énfasis en alcanzar a las escuelas de la República Democrática del Congo. Sam Vinton señala: “Ha sido un gran desafí­o, pero también una gran bendición, especialmente porque el Señor ha honrado la fe de estos hombres que dijeron: ‘Queremos ver a mil’. Ahora el número desde que comenzamos este programa se acerca a 17,000 o 18,000. Como mi hijo me ha comentado: ‘Nunca he visto tanta apertura’. La puerta está abierta ahora y queremos asegurarnos de entrar y hacer la mayor cantidad de cosas posibles durante este tiempo”. Eso significa primordialmente el discipulado. Vinton comparte: “Estamos muy interesados en asegurarnos de poner literatura en sus manos y tener un verdadero mentoreo y discipulado personal, porque creemos que esto realmente marcará el futuro camino de la iglesia”. Esto ha sido difí­cil, especialmente debido a que algunos de los niños que se han entregado a Cristo no van a las escuelas de GMI. Ahora la mayor necesidad es oración por este ministerio y sus lí­deres.

Comments are closed.

gmi-congokids

Dos iglesias fueron incendiadas en India