Skip to content
News Around the World

El hecho de que el foco de atención se centre en el jefe de la libertad de culto, resalta los problemas en Eritrea

Eritrea (MNN) .- Hay un nuevo jefe en la U.S. Commission for International Religious Freedom (Comisión Norteamericana para la Libertad de Culto a nivel Internacional). La asignación del mismo trae a la luz a los paí­ses conocidos por su feroz persecución… paí­ses tales como Eritrea. Jerry Dykstra, quien trabaja con Open Doors (Puertas Abiertas) manifiesta que, para subrayar esta situación, ha habido una nueva ola de arrestos: “Creemos que ha habido cerca de 200 Cristianos que han sido encarcelados en campos militares. Esta cifra incluye a 39 estudiantes que acababan de completar el entrenamiento para el ejército y para la escuela. A estos estudiantes no se les permitió seguir adelante. Al contrario, fueron arrestados debido a sus ‘creencias Cristianas'”. Dykstra comenta que lo que les espera a estos adolescentes en el Sawa Military Training Center (Centro de Entrenamiento Militar Sawa) es la tortura. Dykstra agrega que sin embargo: “si ellos renuncian a Cristo, podrán volver a sus estudios.” Dykstra afirma con ironí­a: “En donde hay hostilidad hacia la iglesia, Cristo hace que la iglesia se extienda y la hace crecer. Y eso es lo que está sucediendo en Eritrea.” ¿Podrí­a orar por esto? Como Dykstra sugiere, ore para que “Dios, en Su tiempo, pueda traer un cambio de corazón en el gobierno y en el presidente de ese paí­s.”

Comments are closed.

eritrea-church-door

Dos iglesias fueron incendiadas en India