Skip to content
News Around the World

La ayuda tanto fí­sica como espiritual es esencial

Haití­ (MNN).- Mucho antes de que Puerto Prí­ncipe fuera devastada por el terremoto, la mano de Dios estaba sobre los ministerios de OneHope (Una Esperanza). Siguiendo un llamado urgente para expandir su programa en Haití­, Bob Hoskins de OneHope señala: “En realidad llenamos nuestra bodega con casi medio millón de libros adicionales, y aquellos que ya estaban en el lugar cuando los sacudió el terremoto”. Después de los eventos del 12 de enero, OneHope rápidamente hizo que estos Libros de Esperanza y la pelí­cula Dios-Hombre estén disponibles a las distintas organizaciones que ya estaban distribuyendo alimentos, agua y cuidado médico. Mientras los millones afectados recibí­an cuidado fí­sico, también recibí­an respuestas a sus preguntas espirituales. Hoskins comenta que las ví­ctimas no hubiesen podido sobrevivir de otra manera: “Uno puede vivir por unos pocos dí­as sin agua, e incluso podrí­a vivir algunas semanas sin alimentos. Pero no se puede vivir sin esperanza”. Considere ayudar a OneHope en este esfuerzo. Además, ore por la gente que todaví­a están recuperándose de la devastación.

Comments are closed.

haiti-boh

Dos iglesias fueron incendiadas en India