Skip to content
News Around the World

La CIA se responsabiliza por derribar un avión misionero en 2001

Perú (MNN).- Nueve años después que la fuerza áerea del Perú confundió un avión misionero con uno del narcotráfico, la Agencia Central de Inteligencia CIA asumió la responsabilidad por su parte al disparar un avión en el que murieron la misionera Verónica Bowers y su hija infante, Charity. Un reporte interno demuestra que agentes trataron de cubrir su participación en las muertes. Dieciséis agentes de la CIA fueron disciplinados. El esposo de Verónica, Jim, ha reconstruido su vida desde 2001. Él se volvió a casar y junto con su familia están activamente involucrados en la fundación de una iglesia latina en Carolina del Norte.

Comments are closed.

ronibowers

Dos iglesias fueron incendiadas en India