Skip to content
News Around the World

La crisis por la sequí­a en el Cuerno de ífrica no disminuye

Kenia (MNN).- Las luchas en Somalia enviaron a miles de refugiados a Kenia, donde los campos para refugiados tienen más personas de lo que permite su capacidad. A pesar de que se abrió un nuevo campo durante el fin de semana para manejar el influjo, los recursos son escasos. Keith Wright de Food For the Hungry (Comida para el Hambriento, FH por sus siglas en inglés) indica que, a través de una fuerte presencia en los paí­ses vecinos, su posición les permite ser efectivos: “Cuando vemos la situación en Somalia, nos preparamos para trabajar para alcanzar a casi 400,000 somalí­es que han venido a Kenia. Podemos alcanzarlos a través de nuestra base en Kenia”. Wright señala que no es práctico enviar ayuda directamente a Somalia: “Los obreros humanitarios no están solamente ‘en riesgo’, sino que son un blanco. Cualquier ayuda humanitaria es un blanco también”. Los equipos de FH en Kenia y Etiopí­a están bien coordinados y, según Wright, pueden movilizar rápidamente una respuesta a gran escala: “Tenemos una tremenda oportunidad con los somalí­es. Francamente, en este nivel de crisis, estamos alimentando al hambriento y vistiendo al desnudo. Ese es el primer nivel para demostrar el amor de Cristo. Eso es lo que estamos llamados a hacer, pero también abre la puerta para otras oportunidades”.

Comments are closed.

fhdroughtafrica

Dos iglesias fueron incendiadas en India