Skip to content
News Around the World

La lluvia se detiene, pero la necesidad continúa

Honduras (MNN).- Una inundación severa en Honduras ha llevado a la ONU a solicitar 17 millones de dólares en ayuda emergente para las ví­ctimas de esa inundación. Más de 200.000 personas fueron desplazadas por la inundación, y el dinero de auxilio proveerí­a comida, refugio, cuidado médico, y saneamiento para las ví­ctimas por los próximos seis meses. Iglesias socias del ministerio Compassion Internacional han provisto comida y refugio a niños apadrinados y a sus familias, así­ como ropa de cama y prendas de vestir. Oremos por los niños y sus familias, quienes han sido afectados por la crecida.

Comments are closed.

Hondurasflood_Reuters

Dos iglesias fueron incendiadas en India