Skip to content
News Around the World

La muerte y el peligro acechan a un ministerio cristiano

Siria (MNN).- Un misionero nacional de Lí­bano cruzó la frontera para bautizar a un creyente la semana pasada. En lugar de que esto ocurriera, tuvieron que enterrarlo, puesto que fue asesinado, martirizado por su reciente fe en Cristo. El misionero, sustentado por Christian Aid Mission (Misión de Ayuda Cristiana), era parte de un esfuerzo para llevar insumos, medicinas y literatura evangelí­stica a Siria. El creyente martirizado era lí­der de una iglesia en casa de 43 personas que continuaba creciendo. El pastor libanés afirma que fue la semana más larga de su vida. Los refugiados están desesperados. Él regresará. Por favor, apoye esta labor.

Comments are closed.

camsyria

Dos iglesias fueron incendiadas en India