Skip to content
News Around the World

La presión económica hace que los cristianos hagan preguntas difí­ciles

Internacional (MNN).- Las organizaciones sin fines de lucro están sintiendo los efectos negativos de la economí­a. Tim Glenn de Compassion Internacional observa un lado interesante de este problema, puesto que los potenciales donantes están pidiendo que las organizaciones rindan cuentas por el dinero que entregan: “Los donantes están haciendo preguntas realmente perspicaces sobre el impacto, y esto es lo que desean saber: ‘Quiero saber que mi dinero realmente está haciendo una diferencia'”. El mejor impacto que una organización puede hacer es a nivel espiritual. Compassion ha probado a sus donantes que sí­ están marcando la diferencia. Sus donaciones han aumentado, según Glenn: “El evangelio es parte de nuestro programa. Está envuelto en todo lo que hacemos. Enseñamos destrezas para la vida, pero también enseñamos cómo ser un exitoso lí­der de negocios, un trabajador piadoso. Enseñamos habilidades sociales, pero también les enseñamos el evangelio y cómo discipular a otros. Desde el dí­a en que un niño entra en un programa de Compassion, que es a través de una iglesia local, éste aprende el evangelio”. Ore para que los cristianos continúen donando para la obra evangelí­stica, a pesar de la presión económica.

Comments are closed.

compassion1021

Dos iglesias fueron incendiadas en India