Skip to content
News Around the World

Las prioridades de traducción se pusieron patas arriba

Internacional (MNN).- El lema de los militares que reza: “Ningún hombre será dejado atrás”, está alcanzando un nuevo nivel. Cuando los grupos trabajan en la traducción de la Biblia, muchos comienzan con los grupos étnicos grandes y siguen avanzando hacia abajo. Pero Doug Kogler, quien sirve con The Seed Company (La Compañí­a Semilla), comparte que están haciendo las cosas diferentes a través de la iniciativa ‘Los más pequeños': “Al hacer nuestra investigación, descubrimos que muchas de estas 2,000 etnias sin Biblia quizá tienen mil o dos mil personas que hablan ese idioma. Por lo tanto, estamos preocupados de no dejarlos atrás”. La iniciativa traduce la Palabra de Dios a los idiomas que tienen 10,000 personas o menos que los hablan. La inspiración surgió cuando un socio ministerial de The Seed Company leyó un devocional sobre un pequeño grupo étnico brasileño. Kogler agrega: “El cierre del devocional decí­a: ‘¿Quién irá para llevar la Palabra de Dios a este pueblo?'” Pero no es fácil. Muchas de estas pequeñas etnias están aisladas y son difí­ciles de alcanzar. Kogler pide oración: “Para que podamos tener contactos creativos para identificar las formas para comenzar la traducción”.

Comments are closed.

tsctheleastofthese

Dos iglesias fueron incendiadas en India