Skip to content
News Around the World

Los refugiados de Sudán del Sur no están bien

Sudán del Sur (MNN).- Sudán del Sur tiene una historia de contrastes extremos.  Por un lado, comenzó con muchas esperanzas como nueva nación.  En dos años, eso terminó en decepción, luego de que las guerras tribales controlaran el país.  Jeff Palmer, quien sirve con Baptist Global Response (Respuesta Global de los Bautistas, BGR por sus siglas en inglés), opina que solo porque la crisis no llega a los titulares, no significa que haya terminado: “Los números por dentro se aproximan a los 700,000 desplazados internos, y aproximadamente 200,000 externos.  Son a los que llamamos refugiados“.

Muchos refugiados en las área remotas están en riesgo de morir del hambre.  BGR tiene a un equipo de evaluación en el campo esta semana para definir cuál será la mejor forma de ayudar.  Palmer pide oración: “Ore por los equipos de evaluación que están allá en este momento, para que tengan sabiduría y entendimiento al ver el problema, y que sepan cuáles son las mejores formas de abordar los problemas.  Ore por nuestros proyectos en el campo y nuestros equipos en el campo, dentro del país”.

La misión de BGR es restaurar la esperanza.  Palmer explica: “Sin negar las necesidades físicas que hay allá, pero, al mismo tiempo, sin negar el hecho de que la gente sí necesita escuchar una Palabra de Verdad y una Palabra de consuelo del evangelio”.

Si desea conocer más pedidos de oración y saber cómo puede ser parte de la solución, visite el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

bgrtemporary-shelter

Dos iglesias fueron incendiadas en India