Skip to content
News Around the World

Los refugiados se aferran a la vida en Dadaab

Kenia (MNN0.- Desde que la hambruna golpeó el este de ífrica, el campo de refugiados más grande del mundo literalmente ha estado desbordándose. Dan Poenaru, un médico que trabaja en el campo de Kenia y es socio de Africa Inland Mission (Misión al Interior del ífrica) comparte: “El campo de refugiados de Dadaab en realidad está compuesto de tres campos. Se supone que la capacidad de cada uno es de 30,000 personas. En este momento, cada campo tiene más de cuatro veces esa capacidad, tienen más de 100,000 personas). Cada semana, 5,000 personas más llegan a Dadaab, en su mayorí­a de Somalia. Puesto que ya no hay espacio, las personas hambrientas se las han arreglado para vivir en el perí­metro del campo. Poenaru agrega: “Cualquiera que sea la estructura y la organización que existí­a en los últimos años, en su gran mayorí­a ha sido reemplazada por el caos de tratar de ayudar”. En medio del caos, sin embargo, Poenaru y su equipo tienen la posibilidad de brillar con el amor de Cristo a un grupo de personas que no tienen esperanza, y le anima a hacer lo mismo: “El interés de los medios de comunicación después de unos dí­as probablemente desaparecerá, y Dadaab nuevamente será conocido por pocas personas. Sin embargo, como cristianos, tenemos la responsabilidad bí­blica de orar y ayudar a aquellos que están en necesidad”.

Comments are closed.

dadaab-woman-oxfameastafrica

Dos iglesias fueron incendiadas en India