Skip to content
News Around the World

Los Rohingya regresan a sus tiendas empapadas por la lluvia y a su desesperanza, mientras se acerca la temporada del monzón.

Birmania (MNN).- La tormenta tropical Mahasen probablemente fue un ‘ensayo general’ para el pueblo Rohingya de Birmania. La estación del monzón está a la vuelta de la esquina. Muchos están preocupados de que las endebles tiendas en las que se refugian no resistan. KP Yohannan de Gospel for Asia (Evangelio para el Asia, GFA por sus siglas en inglés) comenta: “A duras penas han podido armar algunos palos de bambú con plástico para cubrirlos, para tener un refugio. De repente llega la temporada del monzón con las inundaciones. Todo esto crea un problema gigante”. GFA se está preparando para, al menos, seis meses de ministerio continuo en Birmania y Bangladés. Yohannan señala que los Rohingya son una prioridad en los esfuerzos de GFA. Ore para que los obreros de GFA puedan mostrarles a los Rohingya que todaví­a hay una razón para tener esperanza: “Lo único que realmente puede dar esperanza para las personas en tiempos de angustia es el evangelio del Señor Jesucristo”. Si desea ayudar a los Rohingya a través de GFA, visite el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

GFA_Mahasen relief 05-21-13

Dos iglesias fueron incendiadas en India