Skip to content
News Around the World

Más de 350 prisioneros mueren en un incendio en una cárcel de Honduras; un ministerio no se sorpende

Honduras (MNN).- Las condiciones de la prisión probablemente fueron una de las causas de un mortal incendio el dí­a de ayer. Cuando las llamas en la prisión hondureña fueron finalmente apagadas, más de 350 internos se habí­an sofocado o quemado hasta morir. Se especula que la causa del incendio fue un disturbio en la prisión o algún cortocircuito. Pero Cynthia Williams, quien sirve con el Instituto Bibí­co Crossroad (Encrucijada, CBI por sus siglas en inglés) asegura que sin duda las condiciones jugaron un papel en las vidas perdidas: “En los paí­ses en ví­as de desarrollo, las prisiones definitivamente no tienen mantenimiento. Las estructuras no son muy buenas. Están diseñadas para tener a los presos adentro porque están desesperados de que no escapen. Así­ que no hay planes de contingencia para esta clase de emercencias”. CBI ministra en las prisiones alrededor del mundo. En Centroamérica, según williams, las prisiones a menudo están hacinadas y los internos sufren cuando hay desastres. La mayor tragedia, según Williams, es para aquellos que no conocen a Cristo: “Ellos han pasado a la eternidad. Esperamos que algunos hayan escuchado sobre Cristo. La mayor parte de la gente ni siquiera piensa en los presos, pero esta en un área tan vital del ministerio”. CBI está trabajando para llevarles el evangelio. Usted puede ayudar a través del sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

Dos iglesias fueron incendiadas en India