Skip to content
News Around the World

Mientras las aguas ceden al norte de Pakistán, los talibanes representan una nueva amenaza

Pakistán (MNN).- Un mes después de las lluvias del monzón, en el que las inundaciones arrasaron Pakistán, el agua finalmente está cediendo en el norte. Sin embargo, los obreros extanjeros de ayuda humanitaria están enfrentando otro desafí­o. Los talibanes están demandando que abandonen el paí­s. Dave Davis de The Evangelical Alliance Mission (Misión Alianza Evangélica, TEAM por sus siglas en inglés) declara: “Creo que es una verdadera amenaza; no se ha materializado todaví­a en términos de un real ataque sobre los obreros de ayuda humanitaria. Creo que también es una táctica de intimidación para detener la participación de los extranjeros”. Con los puentes derribados en todo el paí­s, ya es difí­cil que los obreros extranjeros de ayuda humanitaria alcancen a las ví­ctimas, a menos que viajen por aire o a pie. Por lo tanto, los pakistaní­es están sumando brazos, pero no pueden hacer mucho sin ayuda internacional. Davis agrega: “Ore para que esta amenaza, que crea una situación muy insegura, sea mí­nima”. Y, según Davis, las agencias de ayuda humanitaria todaví­a necesitan apoyo: “En mi opinión, ayudar a cualquiera de ellas es parte de la respuesta porque las necesidades son tan vastas que ningún grupo posiblemente podrí­a hacer lo suficiente”.

Comments are closed.

team-PakFloodPic

Dos iglesias fueron incendiadas en India