Skip to content
News Around the World

Mientras Sri Lanka presiona a Tamil Tigers, los ministerios llaman la atención a la crisis.

Sri Lanka (MNN).- Al menos 60,000 permanecen atrapados en la zona bélica de Sri Lanka. Los rebeldes de Tamil Tiger los están usando como escudos humanos. Una resolución gubernamental para terminar la guerra civil que ha durado 25 años ha cercado a los insurgentes, pero el gobierno está tratando de proteger a los civiles. Paul Estabrooks, del ministerio Open Doors (Puertas Abiertas) señala: “El desafí­o ha sido que ha Iglesia de Sri Lanka esté totalmente preparada para realizar ayuda humanitaria para estas personas, pero no han tenido la oportunidad porque es una región cerrada por las fuerzas gubernamentales”. Según Estabrooks, la situación humanitaria es desesperante: “Esperamos que el cese al fuego y las hostilidades permita que los grupos humanitarios, incluyendo a los cristianos, puedan ayudar a todos los que están atrapados en medio de este infierno”. Estabrooks agrega que la Religious Liberty Partnership (Asociación para la Libertad Religiosa), una coalición compuesta de agencias evangélicas, lanzó una campaña global de oración: “También pueden hace un llamado a la Iglesia en todo el mundo para orar no solamente por la situación de la gente atrapada en medio del conflicto, sino incluso por la posible creación de leyes en contra de la conversión”.

Comments are closed.

srikankaprotest

Dos iglesias fueron incendiadas en India