Skip to content
News Around the World

Misionero de una imprenta demuestra gran fe y diligencia silenciosa

EE.UU. (MNN).- La dedicación no siempre implica un esfuerzo físico excesivo.  En ocasiones, existe una diligencia silenciosa que implica someterse humildemente al plan de Dios, aun cuando no parece tener sentido.  Ese fue el caso de Gary Frankson.  Frankson se sintió llamado a las misiones en su juventud como cristiano, pero le faltaba capacitación formal.  Estuvo a punto de renunciar a su sueño, cuando Dios comenzó a abrir puertas.  Él trabajó en diferentes empleos con imprentas y terminó en Christian Aid Mission (Misión de Ayuda Cristiana), donde recientemente celebró 30 años de ministerio en una imprenta.

 

Comments are closed.

CAM_Gary-Print

Dos iglesias fueron incendiadas en India