Skip to content
News Around the World

Myanmar presiona demasiado rápido para llegar a una nueva ‘normalidad’

Myanmar (MNN).- Un mes después de que el Ciclón Nargis devastó a Myanmar, los esfuerzos de recuperación del gobierno avanzan a paso de tortuga. Ellos acaban de reabrir escuelas, pero siguen las preocupaciones por asuntos de salud. Ministerios como World Hope Internacional (Esperanza Mundial) utilizó un socio de trabajo con personal médico en el paí­s. David Erickson, de WHI (por sus siglas en inglés), dice: “Les hemos brindado recursos para que ellos puedan proveer cuidado médico, enfocado especialmente en los niños, pero también para que puedan, de manera más general, distribuir provisiones de alimentos, arroz, frijoles, aceite de cocina. También trabajamos con un seminario bí­blico y los capacitamos para que provean refugio”. Hay mucho más trabajo por hacer. Erickson dice que también están trabajando con las iglesias locales. “Las personas a las que están ministrando están traumatizadas y son extremadamente vulnerables. Solo la presencia de nuestro equipo allá, y el hecho de llevar cosas prácticas, es una manifestación muy fuerte del Evangelio de Jesucristo. Eso es, en efecto, vivir el Evangelio”.

Comments are closed.

whimyarmar

Dos iglesias fueron incendiadas en India