Skip to content
News Around the World

Progreso después de votación de la ONU; los creyentes están alerta

Internacional (MNN).- La Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución de Difamación Religiosa que ofrece libertades por quinto año consecutivo. Sin embargo, el apoyo está erosionando, según Lindsay Vessey de Open Doors (Puertas Abiertas). Los opositores dicen que amenaza la libertad de expresión, especialmente para la minorí­a cristiana en las naciones dominadas por los musulmanes. Vessey afirma: “Esencialmente la resolución trató de criminalizar las palabras o acciones que se consideran en contra de una religión en particular, es decir, el Islam”. Vessey advierte que la Organización de la Conferencia Islámica está planificando un ataque sorpresa en marzo: “En lugar de ser una resolución que ofrece libertades, en realidad están tratando que se apruebe otra a través de un comité aparte, y ésta serí­a una resolución que prive de libertades, se convertirí­a en un protocolo opcional”. Open Doors está preparando una respuesta de abogación a la amenaza. Es un corto paso, pero Vessey señala que, bajo esa nueva resolución: “La gente no será libre para predicar el evangelio, la gente no será libre para decir lo que cree, incluso si no está tratando de evangelizar. Pero también impactará a los misioneros y trabajadores extranjeros que van a esos paí­ses a evangelizar”.

Comments are closed.

unemblem

Dos iglesias fueron incendiadas en India