Skip to content
News Around the World

Sufren los desplazados, ví­ctimas de la guerra

Sri Lanka (MNN).- Si bien es cierto que la guerra civil en Sri Lanka terminó a mediados de mayo, 280,000 ví­ctimas de la guerra permanecen en campos. La desesperanza abunda. Sin embargo, los cristianos están llegando en el nombre de Jesús para ayudarles fí­sica y espiritualmente. Desde Sri Lanka, “Joseph”, del ministerio Partners International (Socios Internacional), comenta que comenzaron proveyendo comida a más de 10,000 personas. Según “Joseph”, al ayudar descubrieron que el campo habí­a varios creyentes: “Hay alrededor de 200 pastores que también están detenidos dentro de estos campos, y tienen congregaciones ahí­ mismo. Algunas de estas personas han perdido a sus familias, así­ que también estamos ayudando a pastores”. A pesar de que pueden ayudar con las necesidades fí­sicas, compartir la fe es difí­cil, según “Joseph”: “No es muy fácil hablar porque no está permitido hacerlo. No nos permiten tomar fotografí­as. Estos campos están custodiados por militares. Sin embargo, la gente está desesperada y son muy abiertos. Así­ que estamos tratando de capacitar a los pastores allá, para que puedan ayudar a las personas dentro de los campos”. Para ello, se necesitan fondos. Si desea ayudar, visite el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

PSI09-02-09

Dos iglesias fueron incendiadas en India