Skip to content
News Around the World

Un pastor sirio afirma que la situación para los cristianos está empeorando

Siria (MNN).- Human Rights Watch (Vigilancia para los Derechos Humanos) acusa a Siria de crí­menes de guerra. Los deliberados ataques aéreos a civiles han cobrado la vida de 4,300 personas desde el verano pasado. La violencia provocó un éxodo masivo, pero quedan dos millones de personas atrapadas. Con la ayuda de las iglesias locales, Open Doors (Puertas Abiertas) está ayudando a más de 3,000 familias internamente desplazadas. La semana pasada, una iglesia socia abrió un nuevo centro de distribución. como indica uno de los pastores: “El amor alcanza las heridas más profundas. Es también una herramienta que abre los corazones para el evangelio”.

Comments are closed.

syriakatiaodm

Dos iglesias fueron incendiadas en India