Skip to content
News Around the World

Un presidente elogia la libertad religiosa de su paí­s mientras se introduce una ley para castigar a los que comparten de su fe

Kazajistán (MNN).- Hay una interesante batalla de tira y afloja en Kazajistán. La agencia de noticias Forum 18 News reportó a inicios de la semana pasada que el presidente de ese paí­s declaró que la libertad religiosa era algo seguro. Después de 48 horas, hubo allanamientos y fuertes multas en contra de los cristianos. Al final de la semana, Joel Griffith de la Slavic Gospel Association (Asociación Evangélica Eslava) declara que una nueva ley está en proceso: “Supuestamente introduce una nueva pena máxima para aquellos que comparten su fe o dan testimonio. Si esa ley entra en vigencia, en realidad es una gran preocupación”. Bajo la ley propuesta, aquellos que comparten el evangelio abiertamente podrí­an ser encarcelados hasta por cuatro meses. Griffith agrega: “Ciertamente parecerí­a que hay nubes negras en el horizonte”. De la misma manera que en los dí­as soviéticos de Kazajistán, según Griffith, lo más importante es orar: “El Señor respondió las oraciones durante ese tiempo y se abrió una puerta para el evangelio como nunca antes. Ahora estamos comenzando a ver que las puertas se cierran nuevamente. El ministerio más importante que podemos hacer por ellos es la oración de intercesión”.

Comments are closed.

Dos iglesias fueron incendiadas en India