Skip to content
News Around the World

Una buena respuesta a una crisis que crece en Malí­

Malí­ (MNN).- La zona de guerra en Malí­ está completamente aislada del mundo exterior. Hace cuatro meses, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados habló de una “crisis olvidada”, y las cosas sólo han empeorado desde entonces. Jeff Palmer, quien sirve con Baptist Global Response (Respuesta Global de los Bautistas, BFR por sus siglas en inglés), explica: “Tenemos principalmente a las tribus que están en guerra al norte, tratando de apoderarse del paí­s y está empujando a la gente hacia el sur, a la capital y las fronteras con Ní­ger. Luego, afuera del paí­s, hay aproximadamente 250,000 personas totalmente desplazadas”. Los enfrentamientos más violentos han interrumpido el flujo de ayuda humanitaria. Palmer agrega: “Lamentablemente, en esta área, es difí­cil llegar a las áreas realmente afectadas, así­ que la mayorí­a de miembros de nuestro equipo, en este momento, están retirados hacia el área de la capital. Estamos trabajando con los desplazados internos (IDP por sus siglas en inglés) que llegan allá, así­ que en realidad hemos tenido que retirar a nuestra gente”. Ellos están esperando hasta que puedan regresar a las zonas más afectadas. Hasta entonces, Palmer pide oración: “Ore por las personas que están perdiendo a sus familiares. Ore por aquellos que están perdiendo todo lo que tienen. Ore para que sean tocados fí­sica y espiritualmente por nuestros ministerios”.

Comments are closed.

bgrmali

Dos iglesias fueron incendiadas en India