Skip to content
News Around the World

Una estampida cobra la vida de ocho personas en la tragedia de ayuda humanitaria en Filipinas

Filipinas (MNN).- Se requieren bolsas para transportar cadáveres, la ayuda humanitaria está limitada y el hambre crece. La zona central de Filipinas es como una zona de guerra. El movilizador de misiones de SEND Internacional en Canadá, Trent Rollings, se encuentra en Filipinas y afirma que hay muy poca búsqueda y rescate. Todos están en modalidad de supervivencia. Aunque la ayuda humanitaria llega en abundancia, está retrocediendo debido a la infraestructura dañada. Rollings explica: “No han podido comer por cinco, casi seis dí­as ahora. La preocupación es la hambruna. La preocupación es la falta de agua limpia, y especialmente la medicina para los heridos”. SEND no ha podido contactarse con las iglesias en la zona del tifón. Rollings asegura que no se trata solamente de ayudar a la gente en el aspecto fí­sico: “Vemos las tragedias como esta como una verdadera oportunidad para ministrar a la gente, no solo a las necesidades fí­sicas, sino también a las necesidades espirituales. Así­ que cuando hablamos de suplir las necesidades fí­sicas, ese nunca ha sido el objetivo final. El objetivo final es compartir el evangelio”. Apoye generosamente a SEND Internacional a través del sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

SEND11-14-13-180

Dos iglesias fueron incendiadas en India