Skip to content
News Around the World

Una historia de tráfico de personas tiene un final feliz gracias al Puente de Esperanza de GFA

Sudeste de Asia (MNN).- ¿Alguna vez se ha preguntado qué pasa con las mujeres cuando se clausura una zona roja? Gospel for Asia (Evangelio para el Asia, GFA por sus siglas en inglés) informó que una mujer en el sudeste de Asia vendió a su bebé por la desesperación. Pero por la gracia de Dios, la infante no terminó en las manos de los traficantes de personas. En lugar de ello, fue comprada por una madre amorosa que le presentó a Cristo. Alabe a Dios por Su gracia y misericordia. Usted puede ayudar a llevar a los más vulnerables hacia Cristo a través del programa Puente de Esperanza de GFA. Si desea conocer más detalles, visite el sitio Web de este ministerio.

Comments are closed.

GFA_slum 05-08-13

Dos iglesias fueron incendiadas en India