Skip to content
News Around the World

Una parodia lleva esperanza y sanidad a Kinshasa

Congo-Kinshasa (MNN).- Lorella Rouster de Every Child Ministries (Ministerio a Cada Niño) informa que los niños de la calle han estado desarrollando parodias para hablar sobre lo que realmente significa vivir en las calles. Ellos se presentan en las iglesias locales cercanas. Rouster declara que casi todas las veces que el equipo se presentó, habí­a una familia en la iglesia con un niño que viví­a en las calles: “Dios usa esas parodias para tocar sus corazones. Después, como resultado, aquellos padres terminan saliendo a buscar a sus hijos, para persuadirles que regresen a casa”. Rouster decidió formalizarlo en un programa llamado ‘Restaurar una familia': “Al comienzo, sólo eran parodias que los niños hací­an. Hemos visto cuán efectivas han logrado ser, así­ que lo convertiremos en un programa y permitiremos que nuestros obreros experimentados en las calles hagan más seguimiento con las familias”. Ellos desean llevar el programa a otras iglesias a lo largo de Kinshasa, Rouster explica la razón: “Cada vez que las familias pueden ser restauradas, eso es una ventaja para la propagación del evangelio, para la iglesia y para la sociedad como un todo”.

Comments are closed.

ecmstreetkidscongo

Dos iglesias fueron incendiadas en India