Skip to content
News Around the World

Una pequeña aldea de Oklahoma lidia con las secuelas de un monstruoso tornado

EE.UU. (MNN).- El pronóstico de mal tiempo podrí­a enlentecer la búsqueda y los esfuerzos de rescate en Oklahoma. Este lunes, un mortal tornado con vientos de casi 320 kilómetros por hora tocó tierra en la ciudad de Moore y la convirtió en escombros. El presidente Obama la declaró área federal de desastre. El director de respuesta a las crisis de Reach Global (Alcance Global), Mark Lewis, informó que llevarán un equipo de evaluación a la zona. Mientras tanto, las autoridades locales y estatales piden a la gente que siga enviando provisiones. Lewis declara: “Ellos creen que con la Guardia Nacional y otros recursos que hay allá, desean permitir que esos recursos se encarguen de las necesidades inmediatas, para luego permitir que se haga una evaluación buena y saludable para determinar cuándo se necesita gente, dónde se necesita y cómo se necesita, en lugar de saturar el área”. Veinticuatro personas perdieron la vida, cientos resultaron heridas y miles quedaron sin hogar. La gente todaví­a se encuentra en estado de shock. El dolor todaví­a está por venir. Ellos necesitan dinero pero, según Lewis, más que nada, necesitan oración: “Otra cosa para orar es para que se presente la esperanza a través de Jesús, a través de la presencia del cuerpo de Cristo, de una manera encarnada e intangible”.

Comments are closed.

oktornadomichaelwelch

Dos iglesias fueron incendiadas en India