Skip to content
News Around the World

Vida, y vida en abundancia, sigue siendo la misión

Líbano (MNN/KAI) — Jed Hamoud del ministerio Kids Alive International (Niños con Vida Internacional) aún recuerda el día en que la esperanza llegó en 1957. Él era un pastor beduino de cinco años de edad en Líbano, quien era abusado por los pastores mayores. El jefe de la tribu lo acogió. Un día, forasteros de occidente vinieron de visita. Jed comenta: “Resulta que esos visitantes eran misioneros –de Kids Alive International– quienes dirigían un orfanato en el Líbano. Un par de semanas más tarde, después de su visita, el jefe de la tribu me llevó al orfanato que estaba al otro lado de las montañas en el Líbano”. Debido a que Jef sabía lo que era ser desamparado y no querido, él tiene mucho que compartir con niños refugiados de hoy. Él añade: “Lo que más me llena de gozo cuando estoy en el campo de acción es hablar con los niños. Quiero que vean que alguna vez yo no tenía esperanza, pero que a través del cuidado de Kids Alive, a través de su ministerio, me dieron esperanza”. La de Jef es una historia de redención por el evangelio, de vida en abundancia, y es una parte del ministerio Kids Alive en el presente.

 

Comments are closed.

10952125_505488426255693_8775133168814927425_n-600x365

Dos iglesias fueron incendiadas en India